domingo, 24 de marzo de 2013

Capítulos prodigiosos

La suerte termina dando confianza y la confianza acaba luego acercando la suerte. Lo podemos escribir justo al revés que vendría a significar exactamente lo mismo. El fútbol es una mezcla de suerte, confianza, calidad y esfuerzo. Ahora mismo, la Unión Deportiva Las Palmas cuenta con todo lo que se necesita tener para acercar nuestros sueños futbolísticos adonde hace tiempo que queríamos cumplirlos. Quedan once partidos; pero les recuerdo que en la primera vuelta, a estas alturas, estábamos mirando hacia el pozo inquietante de la Segunda B. Todo lo que ha ocurrido desde entonces parece una especie de milagro; pero los milagros, como la suerte, hay que salir a buscarlos, y el equipo que entrena Sergio Lobera hace tiempo que sale decidido a cambiar de arriba abajo la frustrante historia de los últimos años.
No es fácil ganarle cuatro a cero a domicilio al Sabadell. Realmente no es nunca fácil marcar un gol en Segunda División, pero es que la Unión Deportiva es, hoy por hoy, un equipo de Primera, y a medida que pasen las jornadas y la confianza se asiente todavía más veremos todo lo que pueden dar de sí jugadores que se merecen vestir la camiseta amarilla en el Camp Nou o el Bernabéu. Si logramos asentarnos en posiciones de promoción no tengo ninguna duda de que este equipo, ya liberado de las presiones más inmediatas, será capaz de ir embelleciendo cada vez más el tránsito del balón por el terreno de juego. Hay talento y capacidad técnica como para soñar despiertos. De nuevo destaco el esfuerzo de todos los jugadores y la lectura de los partidos de Sergio Lobera. Agradezco a la directiva la paciencia que tuvo en los días más convulsos y me dispongo a esperar la fiesta que viviremos el próximo sábado en el estadio de Gran Canaria. Hacía tiempo que no disfrutábamos tanto con la Unión Deportiva. La última vez que subimos no practicábamos el fútbol preciosista que estamos viendo en algunos de los partidos de esta temporada. Y además me gustan los epílogos de los encuentros, el cabezazo providencial de Murillo en Almería, la obra de arte de Vitolo y Nauzet ante el Real Madrid Castilla y el golazo de Thievy esta noche en la Nova Creu Alta. Los finales hay que saber escribirlos para que las historias no se queden nunca a medias. La Unión Deportiva está finalizando cada uno de sus últimos capítulos de forma prodigiosa. Hacía tiempo que no deseábamos tanto acercarnos al final de temporada. A veces dan ganas de adelantar las hojas para ver lo que va a suceder antes de tiempo. De momento toca dormir a pierna suelta.


1 comentario: